Imagen9

MMAyA, El gobierno garantiza agua segura a las comunidades rurales que viven en extrema pobreza

Este 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, bajo el lema: “El Agua y el Empleo”. Según datos oficiales de las Naciones Unidas, actualmente, la mitad de los trabajadores del mundo (1500 millones de personas) trabajan en sectores relacionados con el agua. Sin embargo, a pesar del vínculo indisoluble entre el trabajo y el agua, millones de personas cuyas vidas dependen del líquido elemento a menudo no son reconocidos o protegidos por los derechos laborales básicos.

En Bolivia, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua afirma que el agua es vital para el desarrollo económico, social y humano de toda sociedad. Por ello, esta cartera de Estado, celebra esta fecha con el lanzamiento del programa “Cosecha de Agua”, bajo el lema “Cosechando Vida – Sembrando Luz”, una estrategia nacional de aprovechamiento sostenible y eficiente de los recursos hídricos, con el objetivo de disminuir la vulnerabilidad de las familias que se encuentran en extrema pobreza con la construcción de tanques de almacenamiento con tecnología de última generación.

La ministra de Medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, informó en el acto de conmemoración al Día Mundial del Agua, que este programa, creado bajo el Decreto Supremo No 2472, “permite el acceso al agua segura para consumo humano e higiene, en mejora a las condiciones de vida en comunidades rurales dispersas y/o vulnerables a los efectos del cambio climático, a través de prácticas de cosecha de agua, en armonía y equilibrio con la Madre Tierra”.

El Componente Agua Segura consiste en la implementación de una estructura de cosecha de agua familiar, que incluye tecnologías de filtrado y purificación de fácil implementación y mantenimiento además de costo reducido.

Además, Moreira señaló que el programa contempla que este tipo de tecnología sea utilizada en colegios y establecimientos de salud dando como resultado varios beneficios, entre ellos: “facilitar el acceso al agua para consumo humano, reducir enfermedades de origen hídrico, mejorar las condiciones para el aseo e higiene. Además, los beneficiarios ahorrarán tiempo en el trabajo familiar y en la búsqueda de agua para el consumo humano”.

Por otro lado, el Programa de Apoyo a la Conservación Sostenible de la Biodiversidad (PACSBIO) financiado por la Unión Europea, presentó hoy una investigación titulada “Estudio Inicial de Valoración de las Áreas Protegidas de Bolivia”, en la que señala que los recursos hídricos y ecológicos también mantienen los equilibrios meteorológicos y mitigan el efecto del cambio climático, contribuyendo a defender el rendimiento agrícola y la seguridad alimentaria del país.

Asimismo, informa que al menos 1 de cada 3 bolivianos recibe una parte significativa del agua de consumo doméstico, desde un área protegida.

A su vez, el embajador de la Unión Europea en Bolivia, Timothy Torlot afirmó en el acto que esta institución considera el tema del acceso y la conservación del agua como un “tema prioritario”, por lo cual, apoya, con importantes recursos de donación para programas de agua y saneamiento e incluso en acciones de conservación de cuencas hidrográficas y riego.

Cada 22 de marzo se recuerda el Día Mundial del Agua, fecha designada por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de crear conciencia sobre la importancia del agua y su manejo sostenible.

22 de marzo de 2016