Imagen7

Opinión, 22 de marzo de 2017. Autoridad del Agua rechaza plan quinquenal y estructura tarifaria

Los nuevos precios propuestos por la empresa para el servicio de agua “no son equitativos ni justos”. Tiene hasta el 7 de abril para reformular sus planteamientos.

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS) rechazó la propuesta de nueva estructura tarifaria y el Plan de Desarrollo Quinquenal (PDQ) presentado por el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa).

La Autoridad del Agua devolvió la documentación y entregó las justificaciones de esa determinación a la empresa municipal, el pasado 17 de marzo. Ahora, la empresa, tiene 15 días hábiles, es decir, hasta el 7 de abril, para replantear sus propuestas, tomando en cuenta todas las observaciones realizadas.

El director ejecutivo de la AAPS, Víctor Hugo Rico, señaló que “no será difícil” reformular la propuesta de los nuevos precios del agua y tampoco el plan quinquenal, “solo depende de un buen trabajo de los técnicos encargados del tema”.

El gerente de la empresa municipal, Gamal Serhan, sostuvo que la nota de la AAPS la recibió el lunes (20 de marzo). “La revisaré y estaré en condiciones de pronunciarme”.

La nueva propuesta de tarifas fue presentada al ente regulador, el 14 de noviembre de 2016. El 20 de diciembre, el director ejecutivo de la Autoridad del Agua, dijo que el planteamiento tenía seis observaciones, la más importante estaba orientada al Plan de Desarrollo Quinquenal (PDQ), porque consideraba de 2016 al 2020, cuando tenía que ser de 2017 a 2021. Todo fue subsanado, según las autoridades municipales y de Semapa. El 22 de febrero, la AAPS designó un equipo técnico para que revise la documentación. El 10 de marzo dio su dictamen.

NO ES EQUITATIVA Rico reveló a OPINIÓN que la propuesta de la nueva estructura tarifaria “no es equitativa ni justa”.

“La eliminación de las cuatro categorías residenciales (R1, R2, R3 y R4) para plantear solo una doméstica va en desmedro y discrimina a los que menos agua consumen”.

Añadió que el gerente de Semapa optó por simplificar el sistema de cálculo de los costos por el servicio de agua potable.

“Con las fórmulas aplicadas para los nuevos precios se castiga a los usuarios que consumen entre 10 a 15 metros cúbicos al mes y que están comprendidos en las categorías R1 y R2, principalmente”.

Ese grupo de vecinos tendría incrementos significativos, mientras que los que, ahora, usan más líquido serían favorecidos con tarifas menores.

Afirmó que ese planteamiento no es concordante con cualquier política destinada a inducir a la población a que haga un uso racional del agua, porque “si los precios bajaran para los que más consumen, se les daría carta blanca para que sigan haciendo lo mismo o que gasten muchísimo más”. Asimismo, los que menos utilizan, se verían obligados a restringirse, aún más, para evitar pagos elevados.

Otra observación de la AAPS es la marcada diferencia en el pago de los que tienen medidor y los que no cuentan con ese control.

El planteamiento que hizo Semapa de los nuevos costos por el servicio de agua potable considera una tarifa solidaria de 10 bolivianos para los que consuman hasta tres mil litros de agua al mes y una doméstica de 20 bolivianos para los que usen de cuatro mil a seis mil litros. De siete mil a 30 mil litros demandará un pago de cinco bolivianos por cada mil litros adicionales y diez bolivianos por cada mil litros más para los que usen más de 30 mil litros. También hay tarifas comercial, comercial especial, industrial, preferencial y social.

La propuesta de las nuevas tarifas y el plan quinquenal fueron elaborados por la Asociación Nacional de Empresas Prestadoras de Servicio de Agua.

La actual estructura tarifaria data de hace una década. Hace cuatro años, la empresa municipal intentó cambiar los precios, pero el planteamiento fue rechazado por la AAPS, porque no tenía el respaldo documental de todas las organizaciones sociales representativas de la ciudad.

FALTA SOCIALIZACIÓN La Autoridad del Agua también observó la falta de conformidad de todas las organizaciones sociales que avalen la propuesta de las nuevas tarifas.

Solo seis (1, 2, 3, 10, 12 y 13) de los 14 distritos dieron su corformidad al planteamiento a través de la resolución 006/2016. Ese aspecto fue cuestionado.

Asimismo, en manos de la AAPS hay dos impugnaciones presentadas por la Coordinadora del Agua y la Vida, que fue entregada por el dirigente del Distrito 5 René Quispe. La otra la oficializó Juan Carlos Valdivia en representación de la junta de vecinos de la urbanización Entel (Pacata Baja). Todas llegaron a las oficinas centrales de La Paz, el 19 de diciembre del año pasado.

“La socialización tiene que darse en los distritos donde Semapa tiene usuarios y no donde no llega”, sostuvo la autoridad.

PLAN QUINQUENAL Rico dijo que en el plan quinquenal hay varios aspectos que no tomó en cuenta la empresa descentralizada. No analizó a profundidad el rendimiento que debería tener para asegurar su funcionamiento.

“Tiene que justificar con proyectos y cifras el desarrollo normal que debe alcanzar entre 2017 y 2021, en lo económico, administrativo y financiero”.

Añadió que la base del Plan de Desarrollo Quinquenal es un sistema tarifario adecuado. “No se puede tener un plan sin zanjar el tema de las tarifas por el agua”.

NO CUMPLIÓ Rico cuestionó a las autoridades municipales de Cercado, porque “no cumplieron con su deber y, sin analizar, dieron su conformidad a la propuesta de la nueva estructura tarifaria y plan quinquenal”.

“Parece que el Alcalde (José María Leyes) no vio ni revisó el planteamiento que entregaron a la Autoridad del Agua. Es probable que los técnicos encargados no hicieron su trabajo adecuadamente”.

Añadió que Leyes tenía toda la potestad para “rechazar los dos planteamientos, si es que, tras un análisis serio y profundo, detectaba que no no estaban completos”.

En noviembre

La propuesta de la nueva estructura tarifaria fue rechazada por algunos vecinos desde que fue presentada por Semapa, en noviembre de 2016.

5 Años

Las tarifas y las fórmulas de indexación de los costos por el servicio de agua potable tendrán una duración de cinco años (5) y se aplicarán sobre la base de los estudios tarifarios presentados a la Autoridad del Agua, según establece la Ley 2066.

Propuesta no cumple con parámetros de la OMS

La estructura tarifaria actual de Semapa definitivamente debe ser actualizada. La que está vigente permite una distribución totalmente inequitativa del agua y reproduce injusticias en su acceso, dijo el investigador del Centro de Investigación y Documentación Bolivia (CEDIB) Óscar Campanini.

Indicó que si bien la propuesta de estructura tarifaria plantea ajustes (tarifa por consumo, disminución de tarifa fija) tiene varios problemas, por ejemplo, la solidaria está solo para los que consumen 3 metros cúbicos (m3), lo que no es acorde con el mínimo de 15 m3 que define la OMS para una familia de 5 personas.

“Hemos visto que son las más caras del eje, lo que muestra que no se ha considerado de forma adecuada la capacidad de pago de la población”.

Afirmó que se castiga los consumos altos, pero no considera que existen excepciones como los condominios, edificios, casas donde viven más de una familia y el mal estado de los medidores que, en muchos de los casos, registran aire.