Imagen6

Opinión, 22 de marzo de 2017. Familias de al menos 6 sectores cosechan agua de las lluvias

Desde junio del año pasado, algunos qhochalas decidieron prepararse para guardar el líquido en turriles y pequeños tanques. Hicieron adecuaciones en los techos de sus casas.

La familia Canaviri, integrada por ocho personas, estaba cansada de comprar agua de los carros cisterna casi todas las semanas. Vive en la Organización Territorial de Base (OTB) Coveder, zona de La Tamborada, al sur de la ciudad.

No solo les afectaba los altos costos, pagaban hasta 10 bolivianos por un turril de 200 litros, sino que también tenían que esperar la “santa voluntad” de los cisterneros.

Desde junio del año pasado, cuando se acentuó la falta de agua en la ciudad, decidieron cosechar las lluvias.

Como ellos, en otros cinco sectores de la ciudad también hay familias que aprovechan las primeras precipitaciones pluviales para guardar agua.

El dirigente de la Coordinadora del Agua René Quispe informó que los sectores donde cosechan lluvias son la OTB Marcelo Quiroga Santa Cruz, avenida 6 de Agosto, Villa Independencia, Jaihuayco, OTB Codever y Villa Sebastián Pagador.

“Es probable que sean más, porque vemos que la falta de agua cada vez afecta a más familias, sobre todo en los barrios de la zona sur de la ciudad”.

PREPARACIÓN La familia Canaviri se preparó con anticipación para recibir el “agua del cielo”. Pese a que el padre de familia es chofer y se ausenta con frecuencia de la casa, la esposa (ama de casa) y los seis hijos se encargaron de hacer algunas adecuaciones a los techos, canaletas y, desde que cayeron las primeras gotas de lluvia, guardaron el agua en turriles y en un pequeño tanque.

Lo mismo hicieron las familias Fuentes y Aguilar que tienen sus viviendas en la avenida 6 de Agosto.

NO ES PARA TOMAR Los cosechadores de lluvias reconocieron que solo usan ese líquido para lavar ropa, platos, ollas, pisos. Asimismo, para regar las plantas y los baños.

No es apta, según ellos, para preparar los alimentos. Para ese tipo de tareas continúan comprando de carros cisterna, pese a que los costos que deben pagar son cada vez más elevados.

Quispe indicó que en junio, julio y agosto del año pasado, los cisterneros vendían el turril de agua en un precio que oscilaba entre 5 y 8 bolivianos, ahora, incrementaron a 9, 10, 12 y hasta 15 bolivianos, dependiendo de la zona.

PROVINCIAS Se tiene información de que en varias provincias, la falta de agua, obligó a los alcaldes y productores a cosechar las lluvias.

Desde 2015, campesinos de Cuchumuela (Valle Alto) adecuaron sus viviendas e invirtieron en tanques para guardar el líquido.

El 10 de marzo, el Gobierno puso en marcha un programa destinado a aprovechar las precipitaciones pluviales. En Cochabamba se beneficiarán nueve municipios. Todavía está en una fase de socialización. Sin embargo, se comenzará a ejecutar en 2018.

Al conmemorarse hoy el Día Mundial del Agua, la Coordinadora realizará una jornada de reflexión y análisis sobre la situación de ese recurso en la Llajta. Será en el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), a partir de las 19:30 horas.

Déficit

Todos los qhochalas soportan un severo racionamiento desde el año pasado. Reciben agua una vez a la semana.

Datos

Definición

* El Día Mundial del Agua se propuso en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo efectuada en Río de Janeiro, Brasil del 3 al 14 de junio de 1992.

* Después, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1992 la resolución A/RES/47/1931 que declaró el 22 de marzo de cada año como Día Mundial del Agua.

Esencial

* El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

* Propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente.

* En la actualidad más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable cerca de casa, lo que les obliga a pasar horas haciendo fila o trasladándose a fuentes lejanas para obtenerla, así como a hacer frente a problemas de salud, debido al consumo de líquido contaminado.

Malgasto

* Este año, el motivo para reflexionar en el Día Mundial del Agua es el desperdicio del líquido y cómo reducir y reutilizar hasta un 80 por ciento del agua que se malgasta en las casas, ciudades, industrias y agricultura y que fluye de vuelta a la naturaleza, contaminando el medio ambiente y perdiendo nutrientes valiosos.

* La ONU y varios países del mundo preparan actividades especiales para hoy.