Imagen2

Los Tiempos, 28 de mayo de 2018. Misicuni entrega 400 m3 de agua por día a deportistas

La Empresa Misicuni entrega 400 metros cúbicos (m3) de agua diariamente a la Villa Suramericana en la zona de La Tamborada y otros escenarios deportivos usados para los Juegos Suramericanos. El agua es sólo para los deportistas y no se entregará a los vecinos que viven alrededor.

La Tamborada está ubicada en la zona sur del municipio, no recibe agua potable de Semapa y los vecinos la compran de los carros cisterna.

El presidente de Misicuni, en abril, indicó que se estudiaba la posibilidad de entregar agua también a los vecinos. “Nunca nos hemos comprometido”, dijo Jorge Alvarado, a tiempo de confirmar que los vecinos no reciben el líquido.

Boletín de noticias

Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

Suscríbase ahora

Con el propósito de entregar agua a la Villa Suramericana, en enero, la Empresa Misicuni comenzó a trabajar en el mantenimiento de su planta de tratamiento, ubicada en Jove Racho en el municipio de Quillacollo. La gestión pasada, asambleístas de oposición solicitaron que el agua acumulada de la presa se distribuya a la población en cisterna a causa de la falta de ductos. Pero el pedido fue rechazado por Alvarado, quien dijo que el costo de operaciones sería muy alto.

Se desconoce si la planta continuará funcionando después de los Juegos, “eso está en evaluación”, indicó Alvarado.

En la Villa Suramericana se deben alojar unos 4 mil deportistas; en el sitio se deposita más del 80 por ciento del líquido que sale de Misicuni.

Los deportistas beben agua embotellada, por lo que el agua de Misicuni se usa sólo para el aseo de los deportistas y para preparar los alimentos en los comedores.

La Villa Suramericana tiene 14 edificios de 12 pisos. Cada edificio tiene una tanque bajo de 30 mil litros y un tanque alto de 15 mil. El agua se depositada de forma constante en estos tanques.

La planta potabilizadora de Misicuni se entregó en diciembre de 2015 y desde la fecha estaba sin usarse, por lo que se había deteriorado. La obra demandó un presupuesto de 7,7 millones de dólares y tiene capacidad para potabilizar mil litros de agua por segundo.

En La Tamborada, los vecinos pagan 8 bolivianos por un turril de agua, que significa 200 litros. Los usuarios de Semapa pagan 5 bolivianos por mil litros.