Imagen2

Los Tiempos, 6 de febrero de 2020. Tiquipaya podría perder Bs 118 millones de inversión para planta de tratamiento

El alcalde de Tiquipaya, Juan Carlos Angulo, informó ayer que mientras se encontraba en la Asamblea Legislativa Departamental,  en una sesión para aprobar un convenio para la construcción de la avenida Reducto – Montecillo,  un grupo de pobladores tomó y tapió la Alcaldía.

Los pobladores movilizados inicialmente pedían la anulación del proyecto planta de tratamiento de aguas residuales que beneficiará a más de 40 OTB, ubicadas al norte del canal de riego de La Angostura. Sin embargo, 13 OTB, ubicadas al sur, se oponen.

La movilización pone en riesgo una inversión de 118 millones de bolivianos. El sector que de opone rechaza que la planta sea emplazada en la OTB Bruno Moqo por temor a la contaminación.

Por el momento se dispuso que los tres secretarios municipales, acompañados de los directores técnicos y del área, inicien una mesa de diálogo, misma que fue rechazada por el sector en conflicto.

El Alcalde solicitó que se entable conversaciones para pacificar el municipio ayer a las 15:00 horas en el auditorio del hospital municipal, pero los vecinos movilizados no asistieron.

Proyecto
Angulo aclaró que es un proyecto que se consensuó, socializó desde la gestión 2016 y que es vital para mejorar la calidad de vida de más del 80 por ciento de la población tiquipayeña.

Por ese motivo las OTB beneficiadas, así como otras que están al sur del canal comprometieron recursos de contraparte equivalente al 20 por ciento del total de la inversión.

El costo final de la mencionada obra, anhelada por el municipio, es de 118  millones de bolivianos, financiados por la Cooperación Francesa a través del Ministerio de Medio Ambiente y Aguas.

Cabe recalcar que la planta es parte de una política de mejoramiento de la calidad de vida y limpieza del río Rocha de varios municipios en el eje metropolitano, que se ejecuta en cinco de siete municipios.

 

Imagen1

Los Tiempos, 6 de febrero de 2020. Misicuni y Semapa construirán un ducto de emergencia a la zona sur

A más de dos años de la puesta en marcha de la represa Misicuni, la nueva administración decidió construir un ducto de Jove Rancho (El Paso) a Coña Coña para aumentar la dotación de agua a la zona sur y evitar que el líquido se siga desperdiciando en el río Chijllawiri o que se acumule en la presa.

El propósito es llevar agua tratada de la planta de Jove Rancho a por lo menos tres distritos del sur mientras se terminan de construir los otros ductos para llevar el líquido a Cercado, Sacaba y Tiquipaya.

El presidente interino del directorio de Misicuni, Sergio Salazar, prevé entregar la represa y el vertedero en marzo de este año “porque ya tiene un 99,5 por ciento de avance”, explicó.

Misicuni comenzó a enviar agua a la planta potabilizadora de Semapa en septiembre de 2017. En diciembre de 2018, la Gobernación de Cochabamba comenzó con los trabajos en el tramo 1, Jove Rancho-Colcapirhua y la obra ya tiene un avance de más de 51 por ciento.

La nueva aducción será de tres kilómetros aproximadamente y hará que la planta potabilizadora que tiene Misicuni en Jove Rancho funcione para llevar agua tratada a los tanques de Coña Coña, Villa Coronilla y Alalay para que desde ahí se distribuya a los distritos 5, 8 y 9, informó el gerente de proyectos de Semapa, Juan Pablo García.

“El proyecto hará bajar una aducción secundaria desde la planta de Jove Rancho hasta una interconexión que tenemos en los pozos de El Paso, de ahí bajará hasta la estación elevadora que tenemos en Coña Coña”, dijo García.

Añadió: “A partir de eso, vamos a usar nuestro propio sistema para llegar con mayor cantidad de agua a nuestras redes en la zona sur”.

Al respecto, el presidente interino de Misicuni señaló: “Al ver que no existe financiamiento para el tramo 2 de la aducción a la zona sur, vimos conveniente trabajar con el Alcalde (Iván Tellería) en un proyecto de emergencia para llegar antes con el agua a las zonas que ya tienen conexiones”.

La represa de Misicuni tiene 131 millones de metros cúbicos (m3) de agua acumulados. Está a 44 millones de llegar a su máxima capacidad: 175 millones de m3, dijo.

Actualmente, con el agua acumulada, Misicuni podría dotar de agua durante ocho años continuos a todo Cercado.

Misicuni sólo vende agua cruda a Semapa, 650 litros por segundo, y entrega agua a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) para generar electricidad sin recibir ningún rédito económico. Salazar pretende entregar la represa y el vertedero en marzo. El segundo tiene un año de retraso.

BUSCAN ACUERDO INTERINSTITUCIONAL

Cuatro de los siete municipios del eje metropolitano —Cochabamba, Sacaba, Colcapirhua y Quillacollo— buscan firmar un acuerdo interinstitucional para impulsar la dotación de agua a las comunidades.

Ayer, en una inspección hecha por la nueva administración de Misicuni, la Gobernación, alcaldes y representantes de los cuatro municipios y la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba mostraron interés en unir esfuerzos para impulsar las distintas aducciones.

El alcalde suplente de Quillacollo, Héctor Montaño, por ejemplo, se comprometió a concluir el fallido plan maestro para instalar redes de agua en ese municipio.

 

Imagen1

La Razón, 26 de diciembre de 2019. Distribuirán 40 tanques de agua entre municipios de la Chiquitania afectados por el incendio y la sequía

De acuerdo con un comunicado del Ministerio de Defensa, esos tanques cuya capacidad es de 5.000 litros, serán entregados por el Consorcio de Ayuda Humanitaria a Bolivia.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, recibirá mañana, jueves, 40 tanques de agua para distribuirlos entre los municipios de la Chiquitania, departamento de Santa Cruz, que fueron afectados por el incendio y la sequía.

De acuerdo con un comunicado del Ministerio de Defensa, esos tanques cuya capacidad es de 5.000 litros, serán entregados por el Consorcio de Ayuda Humanitaria a Bolivia.

La ayuda será dispensada por el coordinador del Consorcio en Bolivia, Jorge Espinoza, en instalaciones del Grupo Aéreo de Defensa Antiaérea – GADA 93, aeropuerto El Trompillo.

El Viceministerio de Defensa Civil se hará cargo de la distribución de los tanques entre los municipios y comunidades afectados, previa evaluación de las poblaciones que no cuentan con este tipo de equipamiento.

La Chiquitania boliviana fue afectada entre agosto a octubre por un incendio forestal de magnitud que dañó cerca de 4 millones de hectáreas de bosques y pastizales, y los municipios más afectados resultaron Roboré, San Ignacio, Puerto Suárez y Concepción. (25/12/2019)