Imagen2

Los Tiempos, 24 de octubre de 2019. Se secan reservorios en Beni y comienza a morir el ganado

La falta de disponibilidad de pastura en la llanura beniana y el agotamiento del agua en los reservorios naturales empiezan a provocar mortandad bovina en las provincias Cercado y Marbán.

Desde la primera provincia, el máximo dirigente del sector, Alex Artega Chávez, dijo que están en emergencia por factores climáticos adversos, prolongada y severa sequía, que limita la disponibilidad de pastura en los campos y está provocando la pérdida de peso del ganado.

El dirigente dijo, además, que la disminución en un 30 por ciento de la tasa de natalidad de ganado es otra secuela del déficit hídrico.

“Pagan 100 dólares menos por las malas condiciones físicas que presenta el ganado que presa de la debilidad está muriendo atascado en las aguadas al intentar hidratarse”, dijo.

Fernando Boehme, director de la organización de ganaderos de Cercado, dijo que la provincia está siendo azotada, desde hace cuatro meses, por la sequía que no cubre las necesidades hídricas de animales y pastura.